A+ A A-
A+ A A-

Virando latas

Escrito por: Ramón Molina

Ya les hemos explicado en qué consiste la Ley No. 248-12 de Protección Animal y Tenencia Responsable; esta semana y las próximas les vamos a dar razones para que nos apoyen en la causa, vamos a hablar sobre los perros de trabajo.
Posiblemente, para muchos de nuestros lectores, un perro se pasa el día tumbado en el sofá, mordiendo los muebles, comiendo o vagueando; pero este no es el caso para todos los perros, hay perros que cada mañana salen a trabajar y ganarse su sustento, como ustedes o nosotros, estos son los que llamamos perros de trabajo. Los perros han trabajado para los humanos desde el principio de la domesticación en diferentes tareas, ya sea en pastoreo, caza o seguridad; los perros mascotas son un fenómeno relativamente reciente.
Hoy en día contamos con muchos estudios que confirman que los perros son animales muy inteligentes y que su compañía nos aporta muchos beneficios a los humanos. Pero lo que a lo mejor desconocemos son todas las tareas en las que los perros participan para nuestro beneficio y desarrollo. Vamos a descubrir estas tareas
semana a semana, aunque hoy nos vamos a
centrar en los perros de asistencia.
Los perros de asistencia son perros que están entrenados para ayudar y asistir a personas con diferentes tipos de discapacidades o enfermedades. Este tipo de asistencia va desde ayudar a personas con discapacidades visuales, auditivas, de respuesta médica para enfermedades como diabetes, epilepsia o autismo, hasta perros de terapia asistida con animales de compañía.
En principio, la raza del perro es irrelevante para realizar esta tarea, pero sí que debe de cumplir con ciertos requisitos, como que sea un perro equilibrado, con un temperamento dócil, buena obediencia y una buena socialización. Se les da preferencia a ciertas razas que cuentan con más aceptación social para esta tarea. El tamaño del perro que se utilice depende del fin, por ejemplo, para niños o ancianos se suele trabajar con razas más pequeñas.
Estos perros de servicio deben de estar certificados. Uno de los motivos es que el perro tiene el mismo derecho de acceso a lugares que el humano al que acompaña, pero en el caso de no estar adecuadamente entrenado y molestar o poner en riesgo a las otras personas, se le puede solicitar que abandone ese lugar.
Aparte de adiestrar al perro, el manejador también debe seguir un entrenamiento y cumplir con ciertos requisitos para garantizar el
bienestar del animal y su seguridad.
Gracias a la gran labor que realizan estos perros, mucha gente puede recibir el apoyo físico y
moral que necesitan y seguir con una vida
“normal” dentro de sus limitaciones.
Déjenos saber su opinión o, si tuviera alguna duda, sugerencia o comentario, póngase en contacto con nosotros mediante nuestra página web www.molinak9.com, nuestro correo electrónico info@molinak9.com o síganos en las redes sociales (Facebook, YouTube, Instagram,