A+ A A-
A+ A A-

Virando latas

Escrito por: Ramón Molina

La primera noche siempre es algo emocionante… hasta que nos damos cuenta de que va a ser una noche muy larga para nosotros y posiblemente para los vecinos también, así que mejor avisarles antes de que nos lleguen las quejas al día siguiente.

Cada cachorro es diferente, por lo que reaccionará de manera diferente a su nuevo hogar y a su nueva camada. Vamos a ponernos en el peor de los casos… un cachorro que no nos deje pegar ojo en toda la noche.

Para poder entender el comportamiento de ese cachorro debemos tener presente que ha estado con su camada hasta ese momento y, de repente, está en un ambiente totalmente nuevo rodeado de desconocidos, por lo que es normal que se estrese, esté desorientado y que llore. Pero no se preocupen, hay ciertas cosas que podemos hacer para facilitar esta primera noche.

En primer lugar, es recomendable colocar su cama o jaula en un lugar tranquilo, preferiblemente con alguien de la familia hasta que se acostumbre a su nuevo hogar, entonces, podemos cambiarlo a una habitación solo o el lugar que consideremos apropiado para su descanso. Es recomendable cerrar la puerta de esa habitación para que el cachorro no pueda moverse por toda la casa. Otro aspecto, si dormimos con el aire puesto, consideremos que el cachorro puede tener frío, por lo que cuidado con la temperatura.

Si fuera posible, podemos colocar algo con el olor de su camada original, para darle un sentimiento de seguridad.

También podemos colocar algún peluche o juguete para que no se sienta tan solo y, en el caso de que se despierte durante la noche, tenga algo con qué entretenerse. Asegúrese de que ese juguete o peluche no contiene piezas que el cachorro pueda arrancar y tragarse, como ojos, botones, etc., y, preferiblemente, que no emita ningún sonido como un pitido.

Si el cachorro ha cenado bien, hizo sus necesidades y jugó lo suficiente antes de acostarse, tenemos más posibilidades de que pase la noche tranquilo y nos deje dormir.

Hay gente que para intentar tranquilizar al cachorro lo sube a su cama en la primera noche, eso no es una buena idea, especialmente si en el futuro no le vamos a dejar dormir en nuestra cama. La posibilidad de que orine en nuestra cama es muy alta, queda avisado. Aunque debemos ignorar al cachorro si llora (para que no aprenda a llorar cada vez que quiera algo, chantaje emocional), debemos considerar que a lo mejor nos está avisando de que tiene que hacer sus necesidades, así que debemos chequear.

Otro error muy grande es excitar al cachorro antes de acostarle. Debemos asegurarnos de que está tranquilo antes de meterlo en su cama.

Déjenos saber su opinión o, si tuviera alguna duda, sugerencia o comentario, póngase en contacto con nosotros mediante nuestra página web www.molinak9.com, nuestro correo electrónico info@molinak9.com o síganos en las redes sociales (Facebook, YouTube, Instagram, Twitter).