A+ A A-
A+ A A-

Virando latas

Escrito por: Ramón Molina

Ante la pregunta de qué hacer si vemos a dos perros peleando, muchos pensarán que la respuesta es bien sencilla: “Salir corriendo en la dirección opuesta”, y desde aquí les confirmamos que esa sería la opción correcta en muchos casos, alejarse lo máximo posible y no involucrarse por riesgo a salir herido o empeorar más la situación. Pero, ¿y si uno de los perros involucrados en la pelea es nuestro? ¿También saldría corriendo? Posiblemente no, ni tampoco se detendría a pensar si va a salir herido, lo único que va a querer es sacar a su mascota de esa situación de la mejor manera posible.

Una pelea entre perros suele ser algo muy rápido, pero puede ser una experiencia muy desagradable. Debemos mantener la calma y pensar en nuestra propia seguridad, nunca debemos interponernos físicamente entre perros que estén peleando.

Nuestro primer impulso puede ser agarrar al perro del collar o del cuello, pero podemos salir heridos por accidente, así que mejor es no hacerlo.

Como primera opción, podemos intentar distraer a los perros haciendo tanto ruido como sea posible, pero sin gritar, simplemente dejando caer objetos, por ejemplo. Echar agua funciona con algunos ejemplares, pero esto puede resultar agradable para algunos perros, así que esta técnica no siempre funciona.

Si disponemos de algún objeto lo suficientemente grande para interponerlo entre los ejemplares, por ejemplo, una madera, podemos utilizarlo para crear una barrera, sin interponernos nosotros.

Algunos ejemplares pueden que dejen de pelear si no pueden verse más, por lo que, si disponemos de una prenda o una sábana, podemos lanzársela por encima.

El método más eficiente y seguro requiere que haya una persona adulta con la fuerza suficiente por ejemplar involucrado en la pelea. Si nos encontramos solos, solo es seguro utilizar el método a continuación si uno de los ejemplares no puede moverse. Este consiste en:

  • Cada persona debe acercarse cuidadosamente por la espalda a cada ejemplar y agarrar y mantener firmemente las patas traseras, levantarlas y caminar hacia atrás para separar a los ejemplares. Esto hay que hacerlo simultáneamente o el perro que se encuentre encima hay que retirarlo primero.
  • Mientras que nos retiramos, debemos evitar caminar en línea recta para dificultar que el ejemplar mantenga el equilibrio y pueda voltearse y modernos a nosotros. Debemos alejarnos todo lo que sea posible, hasta que los ejemplares no puedan verse. Si nos encontramos en un área abierta, debemos caminar hasta que los ejemplares se cansen y se tranquilicen.

Una buena socialización, un buen entrenamiento en obediencia y conocer a nuestro perro es la base para evitarnos muchos problemas, pero no todos los dueños son responsables ni todos los perros tienen dueño, por lo que es posible que nos encontremos alguna vez en alguna situación incómoda. Recuerde, su seguridad es lo primero.

Déjenos saber su opinión o, si tuviera alguna duda, sugerencia o comentario, póngase en contacto con nosotros mediante nuestra página web www.molinak9.com, nuestro correo electrónico info@molinak9.com o síganos en las redes sociales (Facebook, YouTube, Instagram, Twitter).