A+ A A-
A+ A A-

Virando latas

Escrito por: Ramón Molina

Mucha gente tiene un animal de compañía, pero no saben por qué ni se pararon a pensar si estaban cualificados o preparados antes de adquirirlo, y este es uno de los principales motivos por los que muchas mascotas terminan en nuestras calles, fueron adquiridas sin pensar. Para evitar que esto siga ocurriendo, esta semana vamos a hablar sobre algunos aspectos que debemos considerar antes de adquirir una mascota, independientemente de cuál sea su origen, ya sea comprada, adoptada o recogida de la calle.

En primer lugar, una mascota es un ser vivo, con necesidades y sentimientos, como ustedes o nosotros, no es ni un juguete ni un regalo, y mucho menos para un niño que no tiene la madurez ni los recursos para cuidar de ella. Una mascota puede ser un excelente compañero para los niños, pero la responsabilidad le corresponde a un adulto, lo cual no quiere decir que los niños no nos puedan ayudar con cosas básicas, como su alimentación, dependiendo de su edad y nivel de madurez.

Antes de adquirir una mascota debemos evaluar nuestro estilo de vida, y esto se puede hacer con unas simples preguntas:

La primera pregunta que nos debemos hacer es si tenemos el tiempo necesario para su cuidado, su educación, su recreación, sus necesidades afectivas, etc. Una mascota requiere de mucho tiempo; recuerde que, en el caso de un perro, lo ideal es sacarlo a pasear al menos tres veces al día, en total al menos una hora, aunque esto depende del nivel energético del perro, algunos necesitan más movimiento que otros.

La segunda pregunta es si tenemos el espacio necesario en nuestra vivienda. Una mascota necesita de su espacio, al igual que nosotros. El lavadero no es un espacio habilitado para una mascota, aunque en nuestro país muchas terminan encerradas ahí, causando que se frustren y surjan los problemas de comportamiento.

La tercera pregunta es si nos lo podemos permitir. Una mascota come, se enferma, se ensucia, requiere de una educación, necesita juguetes, un lugar habilitado para descansar y poder estar tranquila, etc. Todo esto conlleva un costo que debemos considerar antes de adquirirla.

La cuarta pregunta es nuestra estructura familiar. Recordemos que nuestra familia pasará a ser la nueva manada de esta mascota, por lo que debemos considerar si todos los miembros están preparados para darle la bienvenida, incluyendo cualquier otra mascota que tengamos.

No sea egoísta, analice su situación personal antes de adquirir una mascota y ponerla a pasar trabajo de manera innecesaria. Esta irresponsabilidad está penada por nuestra Ley No. 418-12. En el caso de dudar si está cualificado o si necesita consejo profesional, siempre puede ponerse en contacto con nosotros y le ayudaremos a tomar una decisión.

Déjenos saber su opinión o, si tuviera alguna duda, sugerencia o comentario, póngase en contacto con nosotros mediante nuestra página web www.molinak9.com, nuestro correo electrónico info@molinak9.com o síganos en las redes sociales (Facebook, YouTube, Instagram, Twitter).