A+ A A-
A+ A A-

¿Que será lo que trae el tiempo?

Escrito por: Aurora Arias

«Lo ideal sería que las fuerzas conservadoras se abrieran y las fuerzas de cambio se estructuraran».

Al cumplirse el sexto mes, es propicia una evaluación sobre lo pasado y lo que viene para el resto del año.

1-Estos seis meses de «ciclón batatero», (políticamente hablando), ¿seguirán a ritmo de samba el resto del año?

¡Sí, seguirán! De hecho, durante los próximos 2 años y medio, aproximadamente, los vientos de cambio se harán sentir, limpiando la atmósfera colectiva, entre otras cosas.

2-¿Algún remedio para «mejorar» la suerte?

En esta época de la humanidad, lo que mejora la suerte es practicar la generosidad de espíritu, que a su vez atrae el mismo tipo de generosidad a nuestras vidas. Ayuda darse su bañito de sal durante 3 noches, cuando la luna está menguante, para limpiar el aura, y descargarse de malas energías propias y ajenas. !Y no olvidarnos de sonreír!

3-¿Qué dicen los astros?

Urano en Aries en trígono con Saturno en Sagitario invita a mostrar y demostrar aquello en lo que se cree. Si bloqueamos esta necesidad colectiva de expresarnos, estaríamos desaprovechando una oportunidad única de zafarnos de las secuelas castrantes del pasado. Con esto, además, evitaremos el incremento de distintos trastornos nerviosos a nivel colectivo. Así que cantemos, gritemos, vociferemos nuestro descontento, digamos lo que nos gusta y lo que no nos gusta y hagamos lo que esté a nuestro alcance para cambiarlo. Eso sí, Saturno, por ahora retrógrado, intentará reprimir estas manifestaciones de descontento que comienzan a darse bajo esta influencia. No obstante, mucha gente se mantendrá fiel al espíritu uraniano que inclina hacia un cambio desde los cimientos; los escépticos se dejan permear cada vez más por la idea, y los crédulos comienzan a descreer y a cuestionar. A nivel colectivo, el enfrentamiento entre las fuerzas conservadoras saturninas y las fuerzas de expansión jupiterianas, será intenso. Lo usual es que las fuerzas de resistencia y los movimientos colectivos que empujan hacia una nueva dirección, se encuentren de frente con viejas fuerzas opuestas. Con Saturno en Sagitario, ganarán terreno los objetivos bien estructurados, así como la irrevocable imposición de un nuevo orden en cuestiones judiciales y de imparcialidad.

Lo ideal sería que las fuerzas conservadoras se abrieran y las fuerzas de cambio se estructuraran.

Pero en lo que el hacha va y viene, independientemente del bando al que elijamos pertenecer, los astros aconsejan evitar  la jactancia, el galloloquismo, el auto-bombo y la enajenación.