A+ A A-
A+ A A-

Marie Miel, de Amy Taveras.

Escrito por: Karina Castillo

Acerca de las abejas se ha escrito bastante, no sólo de los beneficios que estos insectos aportan a la naturaleza, sino también del ejemplo de laboriosidad que, sin saberlo, representan para las personas.

La autora Amy Taveras, en su historia titulada Marie Miel, nos habla de las aventuras de una abejita, que lleva ese mismo nombre.
De una manera creativa y fluida, la escritora cuenta de “la vida que transcurre en la colmena”, de los distintos tipos de abejas, así como sus funciones, de cómo se fabrica la miel y la jalea real, y también de todo lo que tienen que hacer estos animalitos para preservar su comunidad. Todos estos temas que pudieran parecer tediosos en el sentido científico o informativo, son presentados en esta hermosa historia, de una forma natural y comprensible para los jóvenes lectores.

En ella, Amy Taveras nos muestra a una alada protagonista, que tiene una limitación visual. Sin embargo, esta no le impide usar y desarrollar sus otros sentidos para poder sobrevivir y ser de utilidad en la colmena donde habita y trabaja. Es así como, empleando el olfato, el tacto y el sentido auditivo, hasta el punto de “volar como si pudiera ver”, Marie Miel puede realizar sus labores eficientemente y, de esta forma, pasa de ser un motivo de preocupación para la abeja reina a un referente de esfuerzo y dedicación.

Pero como todos en la vida, nuestra abejita tuvo que pasar por momentos de crisis, cuando los enemigos de la colmena, las avispas, las atacaron. Algunas de las abejas fueron dañadas, otras huyeron, pero nuestro personaje principal, demostró dotes de liderazgo y determinación, cuando “decidió quedarse” y enfrentar a las avispas con un plan ingenioso, guiando y organizando a sus compañeras, quienes “como un solo cuerpo”, enfrentaron a las avispas, provocando su huída.

Todas las abejas celebraron y desde ese día, mientras trabajaban, se alegraban cantando:

“Marie Miel, Marie Miel nos enseñaste
que en la unión está el poder…
Si tienes fe, puedes volar”.

Amy Taveras muestra en esta historia los valores de la perseverancia, el trabajo, la valentía, fortaleza y resistencia frente a las dificultades de la vida, así como la importancia de pensar en el bien de la comunidad y de tener una visión con la que se trabaje en equipo para alcanzarla. Todo esto lo ha logrado a través del personaje de una abeja obrera, cuya “discapacidad” no le impidió capacitarse y motivar a sus compañeras a descubrir su propia fuerza, convirtiéndose así en una verdadera reina, o más bien, líder de corazón.