A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por: Wilson Díaz

 

 

Con el nacimiento de Bosch
en un verde de verano
el pueblo dominicano
fue iluminado por Dios.
Un gran hombre nos mandó
el escritor más laureado,
y un político tallado
en el valor y el decoro,
de honestidad como el oro
¡que hizo brillar su legado!

Fue en Río Verde que Nació
de ahí su tórrido abrazo
sus firmes espaldarazos
por las cosas que vivió.
Un junio 30 nos dio
al fundador de dos partidos,
vencedores y vencidos
reconocen su grandeza,
carácter y fortaleza
¡del profesor más querido!

Siento que desde su tumba
nos mira con gran pavor
al sentir el sinsabor
de que todo se derrumba.
Que vamos como Makumba
entre tragos, chercha y baile,
desde El Naco hasta Los Frailes

como si nada pasara,
mientras nos da entre la cara
¡la sinrazón y el desaire!

Así mismo él se formó
fue alumno y fue maestro
fue de izquierda, pero diestro
y jamás se conformó.
Por completo se entregó
hasta el último suspiro,
por el país y sus tiros
hasta armar la democracia,
hoy todos damos las gracias
¡al Juan Bosch que tanto admiro!