A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por: Wilson Díaz

A usted señor presidente
cuando vengan los ascensos
recomendarle yo pienso
a un paquetazo de gente.
Pues se ha sido negligente
y con ellos hasta injustos,
ya que tienen muchos lustros
sirviéndonos sin malicia,
y lo ignora la milicia
¡sin sacarlos del macuto!

Está el marino mercante
junto con el cielo raso
que ya llevan un tiempazo
en sus rangos expectantes.
Esperando alante, alante
también está el cabo Engaño,
que se ha pasado los años
aclamándole al divino,
igual que el azul marino
¡al lado del cabo haitiano!

Tenemos al mayor de edad
y al recluta Pachulí
desde la era de Lilís
‘ni palante ni patrás’.
Merece una raya más
el policía ‘acostao’,
pues tan solo han valorao
al apagón general,
que por su rango de oficial
¡los tiene a todos apagaos!

Como se acerca esa fecha
tome en cuanta a esos cristianos
que han quedado sin sus años
esperando esos pertrechos.
También espera una brecha
nuestro ángel de la guardia,
que le ha dado taquicardia
con la semana mayor,
esperando ese favor
¡para abrevar de esa savia!