A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por:

Señores ya si es verdad

que está cerca el fin del mundo

con un sufrir tan profundo

por tanta calamidad.

Parece que la bondad

de Dios, Jesús y María,

de manos de la alegría

para el cielo se marchó,

y a los pobres nos dejó:

¡Entre Luca’ y Juan Mejía!

 

Lucas son los comerciantes

Juan Mejía los funcionarios

que cual fieros cavernarios

nunca nos sacan el guante.

Son necios esos marchantes

pues secan nuestra alcancía,

nos roban la mercancía

sin dolerles la conciencia,

y morimos de impotencia:

¡Entre Luca’ y Juan Mejía!

 

Si no hallamos la brecha

pa’ darnos una escapada

ardemos en llamaradas

en lo que apagan la mecha.

El que siembra no cosecha

pues se pierde todo un día,

quien su animalito cría

soñando verlo crecer,

lo ve desaparecer:

¡Entre Luca’ y Juan Mejía!

 

Del sueldito ‘nian’ se diga

se queda en agua y café

si da pa’ algo el de usted

pues que Dios se lo bendiga.

Voluptuosas barrigas

se exhiben como herejías,

no sufren de perpejías

ni parásitos vendrán,

que como ellos nos tendrán:

¡Entre Luca’ y Juan Mejía!