A+ A A-
A+ A A-

LA DÉCIMA PARTE

Escrito por: Wilson Díaz

Por obtener un visado

para irse a Nueva York

se hace un esfuerzo mayor

y más si es dominicano.

Se casa con un hermano

reúne pa’ irse en yola,

hasta se mete en la cola

o en las ruedas del avión,

mi paisano es un diablón

¡pues lo intenta hasta de bola!

 

Se enamora de una gringa

que conoció por el Conde

y si no le corresponde

eso le importa una ñinga.

se le tira a una vikinga

que lee la taza y ensalma,

va donde un brujo en Las Palmas

que le prepare un resguardo,

que esa visa es su respaldo

¡y en eso pone su alma!

 

Hipoteca su casita

vende todo, hasta el perro

sin pensar en el destierro

que saldrá de esa visita.

deja hasta su mujercita

a sus padres y a sus hijos,

pues tienen sus ojos fijos

en la tierra del inglés,

y en vez de sí dicen “yes”

¡descifran los acertijos!

 

Sé de muchos que hasta empeñan

para irse a Nueva York

falsifican de impostor

y su moral la desdeñan.

que a su patria se la ordeñan

y esa leche no se ve,

a excepción de dos o tres

que nos secan como vacas,

y han hecho que como pacas

¡todos quieran “echá un pié”!