A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por:

 

Mayo es el mes de las frutas
pero también de las flores
aunque las lluvias afloren
y se lleven la Minustah.
Que aunque ya no esté en disputa
la democracia en Haití,
se armará un ají tití
ahora sin seguridad,
quizás se puedan quedá’
¡y eso no pase de ahí!

Pero mayo también es
mes del trabajo y las madres
que aunque tenga su descuadre
es bien bonito el palé.
Playas con su colalé
pues se adelanta el calor,
y pa’ darles más valor
se celebran elecciones,
que aunque dejen sus lecciones
¡muchos le hacen el favor!

Mayo también es campiña
porque renace el verdor
y se siente ese fervor
desde el Cibao a Elías Piña.
El campesino se apiña
Entrega’o pa’ su conuco,
con su colín y un behuco o bejuco
a recoger sus cosechas,
que la lluvia siempre asecha
¡y eso a él le mete cuco!

Y es que mayo lo trae todo:
brisa fresca, suave encanto
que adormece con su canto
cada campo en su recodo.
Palmo a palmo y codo a codo
nos da su naturaleza,
en las rosas hay grandeza
su fragancia es esperanza,
y el fragor de su labranza
¡nos sabe a naturaleza!