A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por: Wilson Díaz

La jueza Miriam Germán
se vio caer de repente
delante de tanta gente
fuñida por ‘Yan Alán’.
Que en su porte de galán
le han caído los palitos,
pues con la señora Brito
quiso abusar sin razón,
y cogió sin compasión:
¡piedra pa’ los más chiquitos!

Delante del presidente
dudó de su seriedad
y toda la sociedad
lo vio como un prepotente.
Incluso tan insolente
que le sonaron los pitos,
y el país ‘enterecito’
ya le entró como al mangué,
por coger con mala fe:
¡piedra pa’ los más chiquitos!

Movimientos feministas
juristas y hasta su gente
en gremios e’ independientes
pidieron su cabecita.
Y hasta la prensa se irrita
pues esto ha marcado un hito,
que pa’ la señora Brito
cogiera el procurador,
por estar de abusador:
¡piedra pa’ los más chiquitos!

Y hasta a un hijo especial
de esta honorable dama
se lo sacó de la cama
y lo mandó a trabajar.
Él se quiso rebajar
pasándose de machito,
y lo ‘mandán’ derechito
a freír tusa con pan,
porque cogió ‘Yan Alán’:
¡piedra pa’ los más chiquitos!