A+ A A-
A+ A A-

La décima parte

Escrito por: Wilson Díaz

Liceístas agobiados
tras quedarse en la gatera
por haber quedado fuera
y somos los desgraciados.
El equipo más laureado
‘papaupa de la mata’,
hoy camina en alpargatas
y hasta coge motoconcho,
consuéleme ‘compai Moncho’:
¡’nos dien el palo e’ la gata’!

Vieron a Franklin Mirabal
con un pañuelo en la mano
como todo un buen cristiano
llorando en un vendaval.
Idelfonso estaba mal
se apretó por la corbata,
del pique casi se mata
se salvó por Bienvenido,
que gritaba entre chillidos:
¡’nos dien el palo e’ la gata’!

El pobre Comarazamy
allá en el Séptimo Cielo
pidió un vaso con hielo
y hasta fritos con salami.
Ni con la crema de Sammy
suavizo esta perorata,
si Leo viene a dar lata
le doy como un cuarto bate,
no sé si ya te enteraste:
¡’nos dien el palo e’ la gata’!

En el Cibao lo celebran
‘de amanezca’ con ‘jervío’
aguiluchos ‘adoloríos’
que en su agonía se ceban.
Ver que al tigre se lo llevan
de cabeza y cuatro patas,
a ellos los desacata
igualito que, a la Liga,
que sin el Licey mendiga:
¡nos ‘dien el palo e’ la gata’!