A+ A A-
A+ A A-

FUAQUITIN

Escrito por: Fuáquiti

El águila y la flecha

Por Esopo

Un águila se encontraba de caza, en lo alto de un peñasco. Había visto cerca una madriguera de conejos y esperaba que salieran para darles caza.

Pero estaba tan pendiente de su cacería que no vio que cerca había un hombre con un arco y unas flechas. El hombre lanzó una de las flechas e hirió de gravedad al águila.

El ave, al mirar que la flecha con la que la habían herido estaba decorada con sus plumas, pensó: “Qué tristeza tan grande es ser alcanzada por un arma que porta mis propias plumas”.

Moraleja: El dolor de una herida es mayor cuando nos vencen con nuestras propias armas.