A+ A A-
A+ A A-

El gato y el verde

Escrito por:

 

Ronda un gato en el Palacio

grosero, gordo y glotón.

En donde va el corazón

lleva el gato una alcancía.

De tanta glotonería

la alcancía se rompió

pero el gato no murió

de un infarto fulminante

porque el bendito tunante

siete vidas se robó.

 

Un gato con siete vidas

no puede ser funcionario

porque no alcanza el erario

para tantas fechorías.

De felón, en felonía,

vive sus vidas de gato

haciéndose el mojigato

con su traje y su corbata.

Reza más que una beata.

pero es sólo un mentecato.

 

Al verde le tiene miedo,

el verde le causa espanto,

el verde le da quebranto

el verde le da temblores,

por eso quiere las flores

sin hojas ni tallo verde.

La ensalada sólo muerde

si la lechuga es morada

y toda planta es talada

cuando es verde su follaje.

 

Pero no a todo lo verde

le tiene el gato aversión

dentro de su corazón

(donde lleva la alcancía)

Cada noche y cada día

hay algo verde que espera,

que atesora, que venera

y que cuida con tesón.

El verde, que es su pasión