A+ A A-
A+ A A-

El cine de antes

Escrito por: Víctor Reyes

Los que nacimos en la década del 60 y del 70 vimos cosas, que hoy le contamos a nuestros hijos y ellos no lo creen. Por ejemplo, la mayoría de los cines eran destechados y los que asistíamos a la tanda de la tarde teníamos el problema que la película empezaba con el sol afuera, y uno tenía que adivinar qué pasaba en la película, porque era tan de día que esas primeras escenas no se veían. A mí me tocó visitar el cine Ana y cine Duarte de Los Minas. El cine Duarte era techado, pero no sé por qué siendo techado era menos popular que el cine Ana. En estos días hablando con una amiga de infancia, comentábamos que en el cine, antes de empezar la película se hacían concursos de baile y a los ganadores se les regalaba un helado; recuerdo que la palomita de maíz de nuestro tiempo era el maní. Al cine entraban unos maniceros con su latica llena de maní y más abajo tenían un jarrito encendido con unas brasas que mantenían ese maní caliente. En el cine, antes de empezar la película también aprovechábamos para hacer intercambios de paquitos. Pero una cosa que se hacía en el cine de antes, que no se hace en el cine de ahora, era meterse de chivo. Para los jóvenes que nos leen, entrar de chivo era entrar gratis sin permiso; yo particularmente cuando no tenía para pagar la entrada  usaba la excusa, para entrar de chivo, esperar que salieran de la primera tanda y a los pocos minutos le decía al portero que yo había salido afuera a comprar una menta y así entraba….pero yo me pregunto… ¿Es que eran tan idiotas que no eran capaces de cortar la taquilla y darnos un pedazo como se hace ahora? O es que para economizar, ellos preferían no romper esas taquillas, para poderlas reciclar y volverlas a vender…¡Qué tiempos más pintorescos nos tocó vivir!