A+ A A-
A+ A A-

El cangrejito escarlata, de Hortensia Sousa de Baquero

Escrito por: Karina Castillo

En un país con playas y ríos, hablar de cangrejos es algo de lo más natural.

La escritora Hortensia Sousa de Baquero en su libro para niños, El cangrejito escarlata, nos cuenta de uno que tomaba “baños de sol con destellitos de plata” y, como cualquiera de estos crustáceos, amaba el agua. Sin embargo, en el río cercano a su casa la pequeña criatura “no podía nadar”. Estaba lleno de basura que le impedía pasar, lo que hacía que “su corazón estuviera triste”. Habían dañado su hábitat y eso lo puso de color morado y luego marrón. Las cosas empeoran cuando se acerca “a la cueva donde duerme de noche y toma siestas de día”: ¡También estaba cubierta con desperdicios! Donde quiera que el cangrejito se mueve, “la basura crece, crece y crece como la espuma”.

En medio de esta situación aparece Álvaro, un niño curioso que “ve al cangrejito bizco y mareado”. Asombrado, llama a sus padres para que le expliquen qué pasa con el animalito. Mientras, el pequeño se pone a jugar con él, este “trepa por dentro de su camisilla y le hace cosquillas”. Y es así como a los padres les surge la idea de poner letreros para advertir a las personas de no tirar basura al agua, ni en la playa. Luego de hacerlo, Álvaro y su familia visitaban con cierta frecuencia el “río para disfrutar de la naturaleza y del aire puro”, y con el paso del tiempo pudieron ver los resultados de su trabajo: la familia de cangrejitos aumentó. Al parecer la comunidad se concientizó e hizoalgo para evitar la contaminación.

En esta historia, la autora invita junto a sus personajes a “cuidar el medio ambiente” y a “vivir en armonía con la tierra”. Aunque dedicada a los pequeños lectores, su mensaje es válido para todas las edades, ya que todos somos responsables de la gran casa que es nuestro planeta.  Con llamativas ilustraciones de Guillermo Pérez, está narrada de una forma amena, con un lenguaje llano, y cual si se tratara de versos, la autora usa imágenes como los hilos de plata del sol, la basura que crece como espuma y el cangrejito que “hace cosquillas”. Con ella, Hortensia Sousa de Baquero, nos llama a disfrutar de la naturaleza y a pasar de las palabras a la acción, cuidando de ella hoy, si queremos conservarla para el mañana.