A+ A A-
A+ A A-

El barco de luz, de José Enrique García.

Escrito por: Karina Castillo

El barco de luz, a los ojos del autor de esta historia, “era como una estrella que había bajado del firmamento y permanecía en silencio sobre el agua del mar”.José Enrique García, a través de sus líneas, lleva al joven lector una aventura mágica por las costas de nuestra isla.
Cada sábado por la mañana, desde su ventana, el protagonista divisaba un barco, hasta que un día un niño lo invitó a visitarlo. Ambos subieron a un bote, y luego de mucho remar, llegaron a esa nave que parecía “hecha de luz”. En realidad, estaba construidaa base de caracoles blancos y por eso reflejabalos rayos del sol. Al abordarla, el personaje principal fue rodeado por otros niños que provenían de varias regiones y aunque en un principio sintió una mezcla de temor y alegría, “la confianza comenzó a cubrirle”. Luego se enteró de que,con excepción de tres de ellos, los pequeños que allí estaban eran siempre los mismos. Entonces todos iniciaron un viaje bordeando la isla: desde “Sans Soucí” hasta Pedernales, y de vuelta; pasando por Monte Cristi, Puerto Plata, saludando a su paso a las ballenas jorobadas de Samaná, alcanzando Boca de Yuma y conociendo la Isla Saona. A partir de esta hazaña, nuestro jovencito se convirtió en un viajero frecuente de la extraordinaria embarcación.
En esta colorida historia, la narrativa de José Enrique García fluye como poesía y es una invitación a envolvernos en la luz de la imaginación, descubrir las bellezas de nuestro país, aventurarnos frente a los nuevos retos que se presenten en la vida y, muy en especial, a conocer a la gente, en cuya diversidad podemos encontrar la verdadera riqueza.