A+ A A-
A+ A A-

Duarte en mi corazón de niño, de Juan Gilberto Núñez.

Escrito por: Karina Castillo

Bastante se ha escrito acerca de Juan Pablo Duarte, el fundador de la República Dominicana. La mayor parte de lo que conocemos ha sido a través de los libros y las escuelas, con suficiente o vaga profundidad. Sin embargo, en el libro “Duarte en mi corazón de niño”, del escritor, escultor y gestor cultural Juan Gilberto Núñez, podemos encontrar una propuesta detallada y enriquecedora de la vida y legado del patriota.

Esta publicación refleja la pasión del autor por exaltar la figura de Duarte y la dominicanidad. Inicia con un perfil biográfico del patricio, seguido de capítulos que relatan, en orden cronológico, los pormenores de cada tramo de su vida, respetando la situación histórica y social, desde el momento de su nacimiento, incluyendo su familia, crianza y educación; los distintos viajes que realizó, hechos relativos a su primera juventud, las sociedades o movimientos que fundó y los procesos del proyecto de nación.

Elementos particulares sobre su trayectoria son narrados en una forma natural, fluida y llana, lo que permite al joven lector conectarse con la historia y seguirla. Asimismo, el uso de ricas descripciones tanto de sus acciones, como del carácter y valores mostrados por el héroe nacionalista, sensibiliza e inspira. Todo esto acompañado de la obra pictórica del artista plástico Henry Santana.

Juan Gilberto Núñez nos muestra a un Duarte cercano. Hace especial énfasis en sus actividades predilectas como fueron la música, la poesía y el teatro. Con respecto a este último, hace mención de la obra “Roma libre” presentada en La Dramática, sociedad fundada por él, donde se resaltaba “el amor por la patria y rechazo a los tiranos”. Además, nos habla de su pasión por la enseñanza y su corazón generoso que, de manera desinteresada, compartía el saber y los recursos a favor de la gente y de la causa.

Nos habla también de un Duarte estratega, cuyas decisiones y movimientos eran fruto de la reflexión y el análisis.

A su vez, nos presenta a un Duarte humano, con sus altas y bajas, aspiraciones y decepciones, pero con el espíritu indomable que fraguó nuestra nacionalidad: “…protesto y protestaré siempre…contra cualquier otra potencia de la tierra…que tienda a menoscabar en lo más mínimo nuestra Independencia Nacional”.

A lo largo de sus capítulos, el autor describe las interacciones de Duarte con sus compañeros de lucha, familiares, amigos y enemigos. Narra acontecimientos críticos, como sus estadías forzosas en Puerto Plata, Santiago y Montecristi y su firme postura ante situaciones como las del Protectorado y la Restauración.

Entre sus líneas incluye citas del prócer, el Juramento de los Trinitarios y declaraciones de otras personas en torno a su figura, como lo dicho por Manuel González Regalado: (Duarte) “El más sano corazón y devoto pensamiento de los libertadores de América”. Adicionalmente, fragmentos de sus cartas, memorándums y poemas, y el himno dedicado a su persona, escrito por Ramón Emilio Jiménez.

En conclusión, Juan Gilberto Núñez presenta al Duarte integral e histórico, pero sobre todo a la persona, al soñador, leal amigo, al hombre de palabra y acción.

Duarte en mi corazón de niño es un aporte sustancial para una formación en valores de nuestros educandos, sin importar la edad. Es un trabajo de investigación concienzudo y una recopilación completa, constituyendo un recurso invaluable para consulta y aplicación en el aula y en casa.

Con su obra, Juan Gilberto Núñez hace una propuesta que debemos honrar: “si queremos conocer a Juan Pablo Duarte, debemos hacerlo como el niño que todos somos por dentro”, con una pasión que acciona, emulando a nuestro padre fundador. Debemos también reconocer, en palabras del autor, que “Duarte vive en nuestras buenas obras, cuando cumplimos con nuestro deber, reconocemos el derecho de los demás y comprendemos que cada persona compone un ciudadano y entonces somos pueblo”.