A+ A A-
A+ A A-

¡Dominicanos hasta la tambora!

Escrito por: Víctor Reyes

Para el dominicano cantar salsa es un cachú, una respuesta fácil es una papita, una mujer fea es un camú, un hombre mayor es un vegetal, un problema es un berenjenal, un dinero guardado es un clavito, un movimiento brusco es un zangoloteo, una persona de fácil hablar tiene muelas, una mujer grande y caderúa es un mujerona o una cuarto bate, los dólares son los verdes, los pesos son los mojosos, un puñal es un lengua e mime. Los dominicanos nos la buscamos como el marido de la vaca, salimos por la mañana a zafaconear el peso, nos mantenemos fríos con la suegra, andamos chivos en la calle, a las 12 metemos los pies debajo de la mesa, cuando hay peligro no nos lanzamos porque hay erizos, cuando una relación no conviene sacamos pie y borramos huellas, cuando estamos bien vestidos estamos más combinados que una caja fuerte, cuando estamos bien, estamos ‘mejor que el carajo’, Cuando estamos llenos decimos que estamos ‘jartos como una chincha’. Somos los únicos que caemos redondos, que algo que no queremos llamar por su nombre le decimos ‘asunto’, cuando vamos rápido ‘vamos como una pedrá’, pero si la velocidad es mayor. vamos como a la ‘jon del diablo’.  Ahora se ha institucionalizado, que cuando el novio no se quiere casar la novia le pregunta ¿Y el anillo pa’ cuándo?…Ya lo dijo Cuquín Victoria en un anuncio de finales del 70…”Es que este es un país muy especial” y como lo dice Felipe Polanco Boruga ‘E que somo así’.