A+ A A-
A+ A A-

DesBacho de Prensa

Escrito por: Raúl Pérez

Mayo con lluvias, flores y la dignidad de las madres.

Mayo es digno de aprovecharse con sus flores, lluvias y la dignidad de madres
Lluvias y flores con brisas poéticas.
Transcurre mayo y viene junio siguiendo la primavera.
Se registra entonces una triple combinación: junio está pegado a mayo como las flores a las lluvias, y como la poesía a la primavera.
En el mismo orden y la misma inspiración, pueden verse el libro y la lectura: como también la lectura y el conocimiento.
Es inimaginable progresar al margen del conocimiento, como es imposible conocer sin la lectura.
Dicen que, respecto a los libros  no estamos en el tercer mundo, sino en el séptimo.
Culpa del mismísimo sub desarrollo y de su gemelo, el analfabetismo.
Con el sector educación relegado al séptimo cielo, si acaso. Un mal milenario. Pese a la cotorra de que Quisqueya aprende contigo.
“Suerte a Dios” que la tecnología hace las veces del tema musical “Ojalá que llueva café en el campo”, traducida a través de la internet, libros digitales y la más vasta gama de información, aunque riesgosa en contaminación, aberración  y desinformación, y\o manipulación, incluso mediática.
Pero de nada vale reconocer al mayo de las flores y las lluvias, omitiendo el de las madres. Sin “muelas”, ni superficialidad o empalague. Peor cuando aflora la comercialización vulgar.
Mil deseos entonces para la continuación y final exitoso de un mayo sin desmayo.
Sin olvidar por un minuto que la propia de cada quien es la madre de todas madres.