A+ A A-
A+ A A-

Desbacho de prensa

Escrito por:

De la agresividad del mexicano

(Fragmento del libro Picardía mexicana, de Armando Jiménez)

Texto del fragmento por Felipe Montemayor

De redadas enredadas (para variar)

Si las redadas que hace la policía en los centros de vicio de baja categoría y en las que decomisa decenas de pistolas y cuchillos, las efectuara en lugares de postín, la cosecha sería igualmente próvida: La agresividad y la desconfianza del mexicano son igualmente generales.

¿Puede ponerse en duda nuestra agresividad crónica  cuando los estudios de especialistas demuestran que poseemos el record mundial de criminalidad?

La “bravura” llena páginas de los diarios: un individuo mató a otro “porque le cayó gordo” o porque no lo invitó a una copa, o porque se le quedó viendo. Es que el mexicano está como agua pa’ chocolate o “a como le pongan”.

Los hombres lastimados o frustrados “desde arriba” desplazan su agresividad con sus iguales  o con los débiles. Si el patrón los regaña o el jefe los desprecia, dirigen sus resentimientos contra sus semejantes, contra su propia mujer y sus hijos.

La agresividad es más notoria en el sitio donde se resuelven estas frustraciones; se pueden comprobar en la cantina, el cabaret, la piquera, el boxeo.

Si a un mexicano se le acerca un extranjero que le pregunte cualquier cosa se vuelve afable y atento; hasta se atreve a contestar en inglés, no por cortesía, sino por ver “si va de gane”. Pero cuando se le acerca otro  mexicano, se pone en guardia inmediatamente y piensa “pos qué trais”.

¿Qué cosa es el machismo para el antropólogo sino una expresión generada por la agresividad  generada por la frustración?

Cada hombre trae una ventanilla para atender al público, sobre una tarima para dirigir el tránsito, o dentro de un uniforme cualquiera, con credencial o con un pariente compadre bien colocado, es un foco de intolerancia, de abuso o de agresividad para los demás.

Ahora bien ¿cuál es la fuente generadora de esa frustración que nos hace agresivos o tomar el camino de la autoadulación o la sublimación?

Este asunto ocupará seguramente durante un lapso dilatado a los estudiosos de distintas esferas del pensamiento y de diversas disciplinas.