A+ A A-
A+ A A-

Cuentos de camino

Escrito por:

Siempre se ha dicho que los dominicanos somos expertos en dar «dormilonas», o sea, en allantar y pasar la mano, toda la vida y todo el año; pero muy especialmente en tiempos de campaña. Nos inventamos mil embustes en segundos, con tal de salir de esa persona o de esa situación, sin dejarla que pierda su ilusión; pero que tampoco la vayamos a perder como amigos. Tenemos un doctorado en ‘cuentología’ mención muela y en eso nadie nos gana en ninguna parte del mundo. He aquí una muestra de esos cuentos de camino con los que, muchas veces incluso a nosotros, nos durmieron:

 

*No te va a doler.

*Lo tuyo ta’ a ley de una firma.

*Yo arreglo eso, despreocúpate.

*Lo tuyo ta’ caminando.

*Yo soy un hombre de palabra, vete tranquilo.

*Te llamé y no estabas.

*Fue que extravié tu número… Dámelo de nuevo.

*Cuenta con eso.

*Eso va, tú ere’ mi hermano.

*El jefe acaba de salir.

*Déjame eso a mí, tú me conoce’.

*Ahora mismo te iba a llamar.

*No nos gana nadie…Ya eso ta’ amarra’o.

*Dame un segundo, yo te devuelvo.

*Me entró una llamada de fuera.

*Fui yo que terminó… La tengo sufriendo.

*Fue que no te vi, venía muy rápido.

*Yo llegando, y tú saliendo.

*Préstame tu carro…Yo lo hago en cinco minutos.

*Eso ta’ resuelto mi hermano… usted es de los míos.

*Es que están en tarjeta… Nada en efectivo.

*Esto nadie más lo va a saber…Yo soy una tumba.

*Repíteme tu número; yo te devuelvo desde que llegue.

*El jefe ta’ de viaje.