A+ A A-
A+ A A-

Califé del Bastón

Escrito por: Luis Meléndez

Carnaval en Santo Domingo.

Dice el humorista Margaro: Es carnaval; me desperté con todo el ánimo de disfrazarme de vampiro. Muevo el cuello y suena crack, entro una pierna en el traje y crack, levanto un brazo y crack. Entonces entendí el mensaje de la vida, si estoy crujiente… en vez de pensar en la vejez, ¿por qué mejor no me disfrazo de galleta? !Pra…! !Me quité! ¡Porque la belleza no se pega!

Un viejito en carnaval
disfrazándose de mago
y el resto de la familia
de lechones de Santiago.

Cuando llega el carnaval
yo me cuido de la gripe
no resulte y vaya a ser
me lleve la muerte en yipe.

Una mentira social
la gente se quita años
cuando acabe el carnaval
por favor, ¡ve date un baño!

Un ti-ti de manatí
que llega de esquina a esquina
con ton-ton de molondrón
llegó “roba la gallina”.

La alegría del carnaval
tiene un extraño poder
que lo usan los viejitos
para rejuvenecer.

Cuando salgo al carnaval
hago siempre una oración
para burlarse del diablo
hay que tener precaución.

Entre patio y callejón
ropa sucia y boca seca
mi niña está muy enferma
¡Ay! se me muere Rebeca.

Dos vampiros igualitos
son hermanitos gemelos
cuídate del vejigazo
que te da el diablo cojuelo.

Cuando acabe el carnaval
lava el disfraz, por favor
para que el año que viene
no andes con mal olor.

Estamos en la red.
Escribe: calife del baston