A+ A A-
A+ A A-

Califé de Bastón: Carnaval santero digital.

Escrito por: Fuáquiti

El humorista Margaro dijo: “Antes los adivinos eran gente pobre que vivían en barrios marginados, argumentaban que ellos no podían apostar porque los  premios eran para los devotos que llegaban hasta el altar:” – Yo solo soy mediador entre la gente y los santos. Me encontré con un vidente, que todos los iconos de su laptop son santos, él dice que es un altar portátil. Jajaja.

Un adivino en la calle
me ha tirado un buscapié
agarran un cargamento
después que pasaron diez.

Un adivino es un pez
con los dientes de serrucho
el que no es fiel en lo poco
no será fiel en lo mucho.

Un vidente pide ayuda
para hacer una piscina
le regalé un vaso de agua
¿qué tú comes que adivinas?

Choferes donde el vidente
pidiéndole que lloviera
para que se aplaque el polvo
que hay en la carretera.

Ser adivino es trabajo
para veinticuatro horas
igual dice que trabaja
la unión opositora.

Una fila de personas
para ver un adivino
en la palma de la mano
él puede ver tu destino.

No se buscan adivinos
donde hay muchos apostando
porque el dueño del negocio
siempre termina ganando.

Pintando rayas a un burro
nadie adivina la cebra
dijo un borracho en Europa
que me entierren en Ginebra.

Estamos en la red.
Escribe: calife del bastón.