A+ A A-
A+ A A-

Califé de Bastón

Escrito por: Fuáquiti

Carnaval al origen de la herradura..

La creencia más extendida es que la herradura debe ser encontrada, no debe ser comprada ni regalada. Encontrarse una herradura es de buen augurio. Para que funcione la persona que la encuentra debe escupirla y luego la arroja por encima del hombro izquierdo. Lo más interesante es lo ocurrido en el año 959, en Canterbury, Inglaterra. Un herrero recibe la visita de un tipo sospechoso.

Un extraño fue al herrero
que a sus pies le fabricaran
unas herraduras fuertes
que nunca se le quitaran.

El herrero es de la iglesia
y despertó su interés
sabe que solo el demonio
tiene pezuña en los pies.

Para poner herraduras
cadenas había que usar
y amararlo en la pared
para poder trabajar.

Misericordia pedía
con aquel hierro caliente
siete clavos doloroso
que no soporta una gente.

Si quieres que yo te suelte
y seguir con tu maldad
te condiciono que jures
para darte libertad.

Un juramento solemne
en esa mirada oscura
el diablo no pasa puertas
donde encuentre una herradura.

De la herradura se dice
en creencia popular
con las patas hacia bajo
te protegen el hogar.

Con las patas hacia arriba
otra creencia anda suelta
que le traerá buena suerte
al que pasa por la puerta.

Estamos en la red.
Escribe: calife del bastón.