A+ A A-
A+ A A-

Barreras de la mujer trabajadora: ¿Agua o carbón?

Escrito por:

«Hemos sido mujeres trabajadoras, pero sufridas porque queremos trabajar, queremos avanzar y no podemos» son las palabras de Miguelina Pérez, habitante de la comunidad de Cardón, San Juan de la Maguana.

 

En Cardón la principal actividad productiva, desde hace unos cuatro años, era la agricultura; las y los agricultores se abastecían de las aguas del río Los Baos y distintos caudales naturales (llamados «norias» en la comunidad), estas fuentes de agua aunque humildes, permitían desarrollar la actividad productiva de la agricultura, con el tiempo, el cambio climático, la quema y deforestación de las lomas, el uso indiscriminado del agua para riego… fue mermando el caudal del río y secando las «norias». Al momento la comunidad no cuenta con un medio que le garantice el agua necesaria para el cultivo.

 

Todas las mujeres de la comunidad se consideran a sí mismas «mujeres agricultoras», pero ¿qué es una agricultora que no puede cultivar la tierra? Hace aproximadamente tres años que las mujeres de Cardón se han visto impedidas de realizar su principal actividad productiva. «Siempre estamos buscando la manera de echar para adelante con los procesos de la agricultura, pero con esta escasez de agua hemos hecho cursos de tapicería, repostería, hemos criado los animalitos que nos han aparecido… hacemos de todo para echar pa´ lante a ver si Dios quiere que el agua llegue», comenta Bertha Sepúlveda.

 

Las mujeres de la comunidad de Cardón han hecho «de todo» para sobrevivir, venden empanadas, jugos, crían animales para el consumo y venta, han tomado préstamos para emprender diversos tipos de pequeños negocios, todo esto desde un lugar ubicado al sur del sur, es decir, al sur del municipio de San Juan de la Maguana, por lo que –entendiendo el entramado social y político de todos los sures– es de saber que sus intentos han sido vanos, y han quedado endeudadas a más no poder, por lo que con pena comentan que pese a la conciencia de que la producción de carbón agrava el problema ambiental, resulta la única fuente segura de ingresos para la subsistencia.

 

«Es agua o carbón», afirma Bertha, quien entiende que la comunidad no tiene mayores alternativas.

 

En el marco del Convenio Río Los Baos: agua y desarrollo, CESAL apoya acciones en pos de la protección de la cuenca y la garantía del acceso al agua. Cardón es parte de la zona de intervención del proyecto con lo que se están implementando las acciones necesarias para mejorar la situación de la zona. En los próximos meses inician los trabajos de instalación de una bomba de extracción de agua subterránea en la zona de Ganiel (terrenos de cultivo de Cardón), esta abastecerá de agua con un sistema por goteo a un área total de 700 tareas de tierra, con lo que un importante segmento de las familias de Cardón podrán continuar su actividad productiva. Esta iniciativa se trabajará con el financiamiento de la empresa española ATLL.

 

Por supuesto, cabe resaltar que esta es apenas una acción paliativa que, si bien es cierto que aporta, hace falta más apoyo y la disposición por parte de las autoridades y organismos del Estado competentes para resolver de manera definitiva estos problemas.