A+ A A-
A+ A A-

Artículo de Sergio Forcadell

Escrito por: Fuáquiti

Feliz y Próspero año Nuebo

Sí, ya sabemos que la palabra nuevo es con ¨v¨ y no como lo hemos escrito en el titular, pero tranquilos, está hecho a propósito, primero para lograr un inicio impactante, como los anuncios publicitarios, que llame fuerte la atención ( si no lo hemos logrado ¡ repase la gramática de manera urgente, por favor! ) y como el primer reclamo de este año, para lograr el bendito y tozudo 4% para la educación, o pronto las nuevas generaciones van a escribirlo más o menos así: Felis y Própero Año Nuebo.

Pero bueno, a lo que vamos, en estas fechas es típico desear cosas buenas y agradables a todos nuestros familiares, amigos y hasta nuestras suegras y jefes. Por eso se dicen tantas cosas como lo de año nuevo vida nueva, se brindan mil felicidades por doquier y se desea que todos los planes y proyectos hechos en las cabezas o en los papeles les salgan bien.

De manera personal y  de manera mucho más concreta, les vamos a desear desde esta sección muchos buenos deseos, el primero es que no les suban más las tarifas eléctricas y que se queden, por lo menos, así como están, las más altas del planeta, de las galaxias y del universo por descubrir ¡ni siquiera queremos que se reduzcan los apagones! con lo primero es suficiente ¿no me dirán que no está tan lleno de un optimismo rayando la utopía?

También les vamos a desear que les toque una loto de esas que pregonan con un fracatán de millones como premio mayor, para que puedan salir de los múltiples líos en que se metieron en el 2019 y puedan saldar además todos los que han pensado para este nuevo año, como el pagaré del nuevo carro que van a comprar, las dos televisiones de plasma que cogieron fiadas, una para la sala y otra para su cuarto, la boda de la hija con tantos deslumbres sociales y perifollos como quiere la mamá, las universidades de los muchachos y tantas otras necesidades de la vida diaria que ameritan todo el dinero del sorteo, y a veces, un poco más ¿Les gustó este deseo?

Pues ahí va otro muy bueno, que no les pillen más desesperantes tapones de vehículos, ni a las horas de llevar y recoger los muchachos a los colegios, ni a las de ir o volver al trabajo, ni los de los viernes o los sábados por la tarde, ni en las fiestas señaladas como las navideñas, ni en los puentes de acceso urbano o las grandes avenidas, ni en los atajos, ni en las salidas o entradas de las ciudad por las mañanas, ni en los fines de semana, ni en los semáforos que no funcionan…que su vida automovilística discurra fluida como un dulce río cristalino de montaña, ¿Bueno, verdad?

Otros deseos más cortitos, pero interesantes: que disfrute de un limpieza total en nuestra capital y en el resto del país, que camine sin olores nauseabundos, sin ver millares de fundas de basura amontonadas o desperdigadas en las esquinas y que nuestras aceras y calles luzcan limpias, las calles no tengan hoyos como troneras. Que no los asalten en una calle cualquiera a plena luz del día ni le roben la cartera, las prendas o el carro con un susto añadido de esos que quitan hasta el hipo. Que no les piquen uno de esos mosquitos anófeles con el dengue a cuestas.

Que se reduzca la pobreza y podamos conseguir, aunque sea con retraso los objetivos del milenio. Que no les suban los combustibles ni los impuestos…Por último, que nuestros políticos, dirigentes y funcionarios nos den un buen año 2020 sin escándalos, sin corrupción alguna, sin faltar a su s trabajos, sin sobresaltos constitucionales, sin aumentarse sus privilegios…Y que conste, con solo uno los deseos nos conformamos ¿O no?