A+ A A-
A+ A A-

A la niñez del mundo, de Blanca Kais Barinas.

Escrito por: Karina Castillo

Escribir a partir de la observación del entorno es una manera de conectarse con el lector, sin importar la edad. La autora que hoy nos convoca, Blanca Kais Barinas, ha sabido usar este recurso en su poemario dedicado a los más pequeños y titulado: A la niñez del mundo.
¿Cuántos de nosotros nos hemos imaginado ver todo tipo de formas, mientras observamos las nubes desde el suelo? Nuestra escritora lo menciona en sus versos, de esta manera:
“Las nubes cambiantes
parecen de algodón
van formando figuras
¡qué lindas son!”
Ella también le canta a la tan admirada luna, al sol, “que llega suavemente por la mañana y en la tarde se marcha por occidente”; así como a los demás astros, cuya luz viaja indetenible por el firmamento, como cuando dice:
“Estrellita lejana
saludándome alegre en la distancia
comprendo tu mensaje tan luminoso
que me enseña la fuerza de la constancia”.
Pero no solo considera la bóveda celeste que nos cubre, sino que acaricia con sus versos el agua, a la que considera un “regalo divino”, a las mariposas que “alegran el jardín”, a la lombricita que hace túneles en el suelo, a la “hormiguita laboriosa” y a la abeja que “nos regala la dulce miel”, después de tanto trabajo, al ir de flor en flor.
Sus poemas son breves, con temas bien definidos, expresados a través de palabras llanas que facilitan la comprensión y, a la vez, evocan sensibilidad en los pequeños lectores hacia esta forma de arte. Como bien refiere Tanella Boni, autora y crítica literaria: al escribir poesía, en especial para niños, hay que “liberar el lenguaje, insistir en el aspecto lúdico y festivo de las palabras”. (Halperin 18)1.
Y esto se ha cumplido en los versos de Blanca Kais Barinas, que “corren como las olas, cual encaje”, como “la juguetona brisa que pasa alegre”, mostrando candor, calidez y travesura, inspirándonos a detenernos, a contemplar, respetar y disfrutar todo lo que nos rodea, y que está a un sentido de distancia.
1. Richard Halperin. Leer y escribir poesía.
París: UNESCO, 2005.