A+ A A-
A+ A A-

A la carta

Escrito por:

De un pescador al gobierno

 

Señores de la política:

 

Cómo entender que en este «mar» revuelto en el que ustedes nos han metido, no haya aparecido un «delfín» que nos salve de tantas «pirañas» disfrazadas de «tilapias». el precio de la «sardina» sin plomo nos tiene cogiendo «trucha» y cuando me subo en mi «mero-jet» siento que el combustible está muy «carite», y el que esté libre de «pecado» que como pica-pollo.

 

Estoy como una «anguilla» y por «lenguado» mi «carnada» se me puso de «cojinúa» y se me fue con un «pez gordo», o sea, con uno de esos funcionarios que viven «da’o al peca’o». Cogí para el «bonito» a hartarme de «biajaca» pero una «morena» se robó mis «aletas» y me puse bien «feíto». Al ver que «ba-llena» y yo seco como un «arenque» me embizqué del «marisco» de un tal «chillo», y «lambí». Vira’o como el «tiburón» me convierto en un «bacalao» y me puse a vender «cangrejos» en los bajos de «jaiba» pero me llevaron la «masa» y quedé en el «espinazo».

 

Y es que no hay pa’ nadie. Nuestros políticos están llenos de «espinas» y nos clavan con sus «anzuelos», y como «cardúmenes» hambrientos nos salen por todas partes; intenté buscármela como «salvavidas» en Güibia y allí me encontré con: «cocolidio» Cadet, «atún Batlle», Orlando Jorge «mero», «sardino» Díaz, «chillo» Gómez Mazara, «PEJE» Goico, «pulpólito Mejía» y el «pez»-Sidente de la República. No hay salida. Nos tienen sitiados por aire, mar y tierra. Pero me iré para la isla «caimán» y en la «barracuda», veré si engancho una «picúa» que me quiera dar su «pescadito», porque aquí, al «camarón» que se duerme lo dejan roncando, y no se lleva la «corriente» porque ya ni los «ríos» tienen. Gracias y a Dios que reparta suerte…¡Si es que queda!