A+ A A-
A+ A A-

ROSALIZ CALDERÓN

POR: Fuáquiti

Educadora

1 ¿Por qué decides ser educadora?

Fue mi sueño desde niña. Veía la educación como la profesión más hermosa que podría existir, gracias a la influencia de mi  dulce maestra en primer grado, tanto así que esperé hasta séptimo para tomar clase otra vez con ella.  En mi adolescencia, recuerdo que solía construir escuelitas en el patio de mi casa y siempre recibía el apoyo y complicidad de mi padre, quien compraba todos los materiales y me hacía la pizarra. Así de joven empecé y pude alfabetizar algunos niños de mi barrio. Siempre tuve la opinión de muchas personas cuando le comentaba con ilusión mis deseos, debido a que decían que los docentes no cobraban buen sueldo. Pero mi visión no era esa. Radicaba y aún sigue siendo así; en esa satisfacción tan grande de poder despertar esa chispa en los niños y luego ver cómo crecen y desarrollan sus conocimientos. Enseñar con humanidad, con amor y respeto, es lo que amo. No me veo en otro espacio que no sea vinculado con la educación.

2 ¿Qué es la docencia hospitalaria?

Es la atención que se brinda a los alumnos en situación de enfermedad, a través del modelo educativo: Pedagogía Hospitalaria y Domiciliaria. Defino la Pedagogía Hospitalaria como la educación integral concebida para dar respuestas a las necesidades que presentan los niños hospitalizados durante la etapa escolar y como resultado pueden lograr de manera independiente una reincorporación adecuada a la vida normal y desarrollar habilidades para enfrentar y prevenir futuras situaciones difíciles. La Pedagogía Hospitalaria está sustentada en el derecho a la educación e impulsada por los principios de normalización, inclusión y personalización de la enseñanza.

3 ¿Qué proyectos impulsas para mejorar la educación en el país?

El gran deseo de colaborar con la educación del país me ha llevado a trabajar e impulsar varios proyectos con el fin de generar cambios positivos e impactar la sociedad de una manera diferente, entre ellos se encuentra Innovación Educativa, un espacio que he adaptado y concebido desde sus inicios con el propósito  de orientar y brindar apoyo a las instituciones educativas públicas y privadas a través de capacitaciones, talleres, seguimientos y soportes personalizados enfocada en  docentes, alumnos y padres.

La Fundación Infantil Aprender a Pesar de Todo que desde hace un tiempo presido y dirijo junto a un gran equipo de colaboradores, con el fin de establecer en el país la primera aula hospitalaria y poder seguir extendiendo el proyecto a nivel nacional. Conectándonos con otros países que tienen más años de experiencia y que ya mantenemos una relación de cooperación internacional. Actualmente nos encontramos coordinando junto a la Liga Dominicana Contra el Cáncer la inauguración de esta primera aula en los próximos días.

Desde este proyecto también se impulsa un nuevo enfoque y que aprovecho para dar la primicia; lo hemos llamado Docente Emprende,  con el fin de resaltar los valores y méritos del docente dominicano. Junto a nuestros aliados y especialistas, coordinamos distintos programas de difusión y reconocimiento. Invito a todos los docentes desde ahora, a que estén atentos para que formen parte de las próximas campañas y programas que tendrán inicio muy pronto.

¿Qué le falta a la educación dominicana?

Que los docentes comiencen a apoderarse de todos los medios digitales que están a su alcance, haciendo presencia, compartiendo con el mundo sus conocimientos, aprovechando los servicios que aportan las redes sociales desde una óptica educativa.

Permitiéndose el desarrollo de habilidades tecnológicas, aptitudes de socialización en entornos diferentes, colaboración en proyectos, importar y exportar ideas y por supuesto, el poder de difundir sin traspasar las paredes de la escuela, esas emociones y experiencias que borbotean en su interior, comunicándose  con  sus pares de hasta culturas diferentes; permitiéndose crecer y expandir sus conocimientos.

Un docente emergente.  Inconforme con la realidad educativa con la que convive, que entiende que el cambio que desea, no bastará con la innovación de “metodologías didácticas rompedoras”, ni con la aplicación de “recetas pedagógicas´”. Sino con desarrollar un acervo profesional y un marcado estilo crítico. Un docente que tiene una voz para proclamar que otra educación es posible, como diría José Blas García.

5  ¿Cómo es el país que sueñas?

En el país que sueño todos los niños gozan de  igualdad de oportunidades, cuentan con todos los conocimientos y desarrollan las mismas habilidades que el resto de los demás. Un país donde no se habla de inclusión educativa, porque ya no es una meta, es un hecho.

6 ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te entristece?

Me llena de felicidad lograr entrar en el salón de clases y descubrir el mundo de tantos niños llenos de chispas, ideas alocadas, florecientes  y poderosas y a la vez, lo mejor; aprender de ellos. Ver la sonrisa de un niño hospitalizado, que recibe docencia y apoyo integral, visto como un niño en situación de enfermedad, no como un paciente.

Me entristece ver un docente desanimado, poco valorado y respetado por la sociedad. Ver a un niño en el hospital solo y apartado de su vida escolar con un lápiz y un papel, soñando en todo lo que podría estar haciendo si estuviera en la escuela.

Entrevistas recientes