A+ A A-
A+ A A-

El olor de la Navidad

Escrito por:

Lenguaje gráfico:

A mí siempre me ha gustado la Navidad. La Navidad huele a casa recién pintada, a comida bien sazonada, la Navidad huele a ropa nueva, huele a reconciliación; a bodas, huele a intercambios de regalos, a reencuentros familiares, huele a aguinaldos,  a la misma pela, a salsa pa’ tu lechón; huele a villancicos, a ‘Santicló’; la Navidad huele a funditas con caras de políticos de gobierno y de la oposición, a tragos, a pasas; huele a manzanas y a uvas, la Navidad huele a ponche, a vino tinto.

 

La Navidad huele a ensalada Rusa, a comida recalentada, a coquitos, a Noche de Paz, huele a aguinaldos, a serenatas, huele a noviazgos nuevos, a doble sueldo.

Mi consejo es que tratemos de conservar esos olores, porque  luego viene enero y febrero y esos meses huelen a pagarés  atrasados, a tarjetas sobregiradas; huelen a prestamistas detrás de uno, a promesas incumplidas, a atrasos de pagos de casas, a la dueña de la boutique detrás de uno; huelen a compra ventas, a préstamos nuevos, huelen a olla. Pero esa es la regla de  la vida, después de un gustazo viene un trancazo, esto ocurre año tras año y nunca aprendemos…pero de todos modos, ¡qué linda es la Navidad!