A+ A A-
A+ A A-

DesBacho de Prensa

Escrito por: Raúl Pérez

¿Las mujeres con «la cruz de sus menesteres»?

La reciente celebración del Día Internacional de la mujer contó con una masiva concurrencia en la capital, desde el parque Independencia hasta la Plaza de España, que fue escenario de  una velada artística en la que participaron destacados vocalistas en distintos géneros.
Según los esquemas de la tradicional discriminación, se le atribuiría “sentido” a la siguiente adivinanza: “Es débil, se deja crecer las uñas, tiene vocación para lavar y planchar; cuida bien los niños”.
Y si conduce vehículos, “lo hace mal”.
Adivina, adivinador: “la mujer”, diría el coro.
Porque esa es la respuesta “de ley”, según la mentalidad con que hemos crecido. Y que moldea el cerebro de gente sin concepto.
De generación en generación, la mujer es víctima de todo tipo de discriminación. Y de incriminación.
La encasilla en  la mayor debilidad.
En incapacidad, en la vanidad, en la brutalidad.
Y de ‘ñapa’, en la disposición para la maldad.
Lo peor del caso es que dichos esquemas rigen en los hombres, en las instituciones, y en la misma sociedad.
Hablar de lo social sería la de nunca acabar.
Falta de empleo, y cuando aparece, es con salarios de hambre.
Insalubridad y precariedad en la maternidad.
Y mejor no hablar de educación y nutrición.
Mientras sale y se pone el sol, los más diversos trabajos.
Pasando mucho trabajo y muchas vicisitudes.
Con el costo de la vida por las nubes.
Pero ahí van las mujeres.
En medio de sus llamados “menesteres”.
Labrando, sufriendo, aprendiendo, amando, luchando, creando.