A+ A A-
A+ A A-

Desbacho de prensa

Escrito por: Fuáquiti

Certeza de que la vida es una caja de sorpresas 

Una gama de situaciones y noticias impactantes se le presentan a cada quien en su cotidianidad.

Las fibras humanas hacen indescriptible el tipo de reacción individual ante lo que no se espera de antemano.

La madurez en la vida, los recursos económicos, las relaciones, la inteligencia, los reflejos y otros factores, emergen como estimulantes para evitar reacciones tensas o violentas, para responder ante determinadas situaciones difíciles.

Pero así como llegan noticias malas, vienen buenas.

Lo mismo que el advenimiento de cambios positivos y de mejoría en los individuos, las familias, los grupos sociales y los pueblos.

¿Podría citarse, por ejemplo, algo más tierno y hermoso que la llegada del primer hijo o un nuevo miembro de la familia?

Aunque en este caso la felicidad de la madre no tiene comparación, está claro que la alegría abarca todo el espectro familiar.

Esto explica que cada hecho o situación puede generar reacciones y situaciones diferentes, cuyo grado dependerá de distintos factores. Lo seguro es que se conjuga el verbo reaccionar.

Yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos.  Todos reaccionamos y sentimos “algo”.

Lo que falta es precisar, ¿cómo reaccionamos y qué se siente? Vamos por parte, además de esta entrega periodística.

En la peluquería:  la sensación de alivio que se siente cuando a uno le recortan el pelo, es comparable a otras reacciones muy agradables en la vida cotidiana de cada ser humano.

Aunque para muchos estar en “la moda”, entraña dejarse crecer el pelo, “formatos” rarísimos de los nuevos tiempos, lo cierto es que tras el recorte asoma el alivio de un despeje mental, de más juventud y de mejor imagen.

CUANDO SE ESTRENA UN TRAJE  

La sensación de “trajearse con un “flú” nuevo, es siempre agradable. Igual con los zapatos, las camisas, las medias, la “ropa interior”, o un “tire” completo, si se habla de un hombre o una mujer. “Requinte” que a todas las mujeres les gusta estrenar.

Es muy generalizado el instinto por vestirse con lo que está “al último grito” de la moda.

Una reacción o hipocresía “muy tierna” se registra cuando alguien expresa un piropo a una persona amiga que anda con una camisa o blusa nueva, unos zapatos nuevos, o cualquier otra prenda.

El piropo se responde diciendo, por ejemplo: “esta camisa es vieja”, “me la trajo un hermano hace mucho”, “la compré hace años, pero casi no me la pongo”: “¿Tú no me la habías visto”?.}

Y así por el estilo. Continuaremos en la próxima entrega.

Mientras tanto, recuerde el tema popularizado por Rubén Blades:

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.