A+ A A-
A+ A A-

Por carambola

POR: Luis Reynaldo Pérez. 19 octubre, 2017

El asesinato del abogado Yuniol Ramírez ha servido como detonante para evidenciar la corrupción imperante en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA). Estos manejos turbios de la cosa pública habían sido denunciados por un periódico local hace cuatro años pero no fueron siquiera investigadas las alegadas acusaciones.

Ahora resulta que, según las investigaciones del Ministerio Publico, el occiso estaba extorsionando al director de la OMSA Manuel Rivas, destituido de su puesto y detenido por el Ministerio Público, para callar las irregularidades y, por tal motivo, dos subalternos del funcionario tomaron la decisión de raptar y asesinar a Ramírez.

Este sería el tercer caso, en tiempos recientes, en que un hecho de sangre saca a la luz pública un caso de corrupción.

En el año 2015 el arquitecto David Rodríguez se suicidó de un disparo en un baño de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), debido a que empleados de ese organismo, que constituían una mafia de extorsión, lo tenían al borde de la quiebra por los sobornos a que lo sometían para poder pagarle lo adeudado.  Hace unos meses un tribunal condenó a cuatro de los imputados pero las investigaciones no fueron profundizadas más allá.

En febrero de este año fueron asesinados Leo Martínez y Luis Manuel Medina, director y  locutor de una emisora de San Pedro de Macorís,  quienes habían mediado en una litis relacionada con la venta de  propiedades a varias personas y que involucraba al Consejo Estatal del Azúcar (CEA). El doble asesinato lo cometió José Rodríguez, quien luego se suicidó, víctima de esa mafia existente en el CEA. El Presidente de la República formó una comisión para investigar esto. Dicha comisión concluyó en que habían grandes irregularidades y recomendó destituir al director y sanear toda la estructura administrativa del CEA.

Es cierto que se han tomado ciertas medidas en estos casos enumerados pero surge la interrogante ¿si no explotan de forma sangrienta estos casos se habrían investigado?

Es una cantidad extraordinaria, la de los casos denunciados que han sido echados al olvido a pesar de que existe una procuraduría especializada y Radio Bemba denuncia casi a diario indelicadezas de funcionarios públicos a todos los niveles del estamento estatal.

Penoso pues que estos casos se descubran por carambola. Mientras tanto, la corrupción sigue creciendo como una mano negra que todo lo permea, que todo lo arropa, que todo lo pudre.